Método Reverde

El Método Reverde propone una alimentación hipotóxica, depurativa y nutritiva con alimentos integrales, de cercanía y de temporada, basada principalmente en productos de origen vegetal, que te ayudarán a prevenir y revertir la enfermedad a través de algo tan simple como la elección de lo que pones cada día en tu plato.


 

¿Por qué enfermamos?

Si tenemos en cuenta que entre el 60% y el 70% de nuestro cuerpo es agua, y que ese extenso océano es el hábitat natural de las células que forman nuestro cuerpo, entenderemos la importancia de mantener en perfectas condiciones esos fluidos corporales.

El cuerpo dispone de los sistemas adecuados para mantenerlos en perfecto estado, a través de sus órganos de purificación y eliminación, pero entonces, ¿por qué enfermamos? Pues porque excedemos diariamente esa capacidad propia de eliminación de sustancias de desecho y estas comienzan a almacenarse, hasta el punto de convertir nuestro organismo en un entorno degradado y propicio a la proliferación de virus y bacterias, dificultando al mismo tiempo la adecuada oxigenación y nutrición de las células.

Cuando la cantidad de toxinas es elevada, la sangre se espesa y circula más despacio, los tejidos se irritan, se inflaman, los desechos se depositan en las paredes de los vasos sanguíneos… ese es el momento en el que el cuerpo se agota y aparece la enfermedad. En cada persona, se manifestará de una forma diferente, y el espectro puede ser muy amplio, desde un resfriado a un cáncer, la única diferencia entre ellas será el grado de intoxicación de nuestro cuerpo y la predisposición genética de cada individuo.


 

Teniendo en cuenta esto, ¡se puede prevenir y evitar la enfermedad!

Se ha demostrado en diversos estudios científicos que hasta el 80% de las enfermedades se pueden prevenir con una adecuada alimentación, y es por ello que la prevención es la mejor defensa frente a la enfermedad. A pesar de ello, se observan grandes mejorías o incluso reversiones completas de la enfermedad cuando se corrigen los hábitos de vida que han desencadenado la enfermedad en nuestro cuerpo.

No debemos olvidar que el cuerpo humano tiene la extraordinaria capacidad de sanarse a sí mismo, a través de complejos sistemas de eliminación de desechos y auto-regeneración, siempre que se encuentre en un estado óptimo de equilibrio para poder hacerlo. Esta extraordinaria capacidad de todos los organismos vivos de repararse a sí mismos es el único poder capaz de curar cualquier enfermedad. El proceso fisiológico que mantiene todas las sustancias del cuerpo en los niveles necesarios para gozar de una salud óptima recibe el nombre de homeostasis.

Para ello, debemos minimizar el ingreso de nuevos tóxicos a nuestro organismo, en segundo lugar evacuar todos los desechos que se han acumulado durante años, y por último, satisfacer las verdaderas necesidades nutricionales de nuestro cuerpo. Con estos simples pasos se puede prevenir y evitar la enfermedad.

Desde Reverde te proponemos un método nutricional libre de tóxicos, que incluye multitud de alimentos alcalinizantes y depurativos, y sobre todo, una alimentación cargada de vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes y fibra. Para ello, te proponemos recetas saludables muy bien equilibradas en hidratos de carbono, proteínas y grasas, que además te harán disfrutar como nunca comiendo sano.

Además, para conseguir unos mejores resultados y reducir al mínimo el aporte de tóxicos a nuestro organismo, tenemos en cuenta los diferentes métodos de cocción de los alimentos y los útiles de cocina empleados, ya que pueden aportar una gran dosis de tóxicos a nuestro organismo, al igual que lo hacen los productos de limpieza, de aseo personal, la contaminación electromagnética o la polución del aire, recomendando las mejores alternativas para minimizar sus efectos.

Todo esto, junto con otros hábitos de vida saludables, como la práctica del ejercicio regular adaptado a tus condiciones físicas, un descanso adecuado y reparador durante la noche, el contacto con la naturaleza y tomar el sol de manera apropiada, harán que tu vida dé un giro de 360º, descubriendo personalmente, que es posible vivir saludablemente y libre de enfermedad de una forma muy sencilla, y nosotros estamos aquí para acompañarte en tu proceso de cambio.


 

¿Cuáles son las bases del Método Reverde?

Las bases de este método son el estudio y experimentación propia de diferentes tipos de dietas saludables y de los efectos que estas tienen sobre la salud, además de la formación académica en Dietética y Nutrición Humana que todos y cada uno de los miembros que formamos el Equipo Reverde tenemos. Durante periodos de al menos 6 meses, se han investigado y probado cada una de estas diferentes dietas y propuestas de alimentación, registrando en cada caso, los cambios experimentados a nivel físico, anímico y emocional, acompañados además de un control médico. Estos han sido los diversos tipos de dieta que se han probado hasta el momento: disociada, ovolactovegetariana, macrobiótica, la alcalina del Dr. Robert O. Young, el método de la Dra. Kousmine, vegana, hipotóxica del Dr. Jean Seignalet, la propuesta de la enzima prodigiosa del Dr. Hiromi Shinya, la amucosa del Dr. Arnold Ereth, la higienista, la crudivegana, la frugívora 80/10/10 del Dr. Douglas Graham, el método anticáncer del Dr. Max Gerson y la dieta del ayuno intermitente propuesta por el Dr. Moesley. Todo ello, ha permitido desarrollar el Método Reverde, teniendo en cuenta los puntos comunes y las diferencias entre todas y cada una de las dietas experimentadas, así como los efectos positivos y adversos que se fueron obteniendo a corto y largo plazo durante todo el proceso.

Además, para su desarrollo, se han incluido muchas de las recomendaciones obtenidas en diversos estudios científicos sobre alimentación y salud, entre los que nos gusta destacar por su enfoque eminentemente práctico; el del explorador de National Geographic, Dan Buettner, titulado “The Blue Zones” (Las zonas azules), un estudio que contempla la alimentación de las cinco poblaciones más longevas y saludables del planeta, y “El estudio de China”, el mayor estudio epidemiológico de la humanidad realizado hasta ese momento dirigido por el Dr. Collin Campbell, donde se relaciona de forma directa la estrecha relación existente entre la alimentación y las enfermedades crónico-degenerativas de los países desarrollados.

El Método Reverde ha evolucionado desde sus inicios y sigue en continua evolución, a través del análisis de los nuevos estudios sobre nutrición y salud que se realizan en la actualidad, así como gracias a la invaluable aportación de las personas que realizan nuestros cursos de nutrición saludable, y la de aquellos que nos solicitan un asesoramiento personalizado para la recuperación y mantenimiento de su salud con la puesta en práctica de los hábitos propuestos por el Equipo Reverde.

Por lo que en esencia, podríamos resumir que el Método Reverde contiene lo mejor de las propuestas de alimentación más saludables y reconocidas del mundo, en una sola. En definitiva…¡Esta es la alimentación que cambiará tu vida!


 

Beneficios del Método Reverde

La propuesta de alimentación que recomendamos no requiere de mucho tiempo ni dedicación para poder disfrutar de platos increíbles, por lo que ganarás tiempo. Además, es más económico, por lo que te permitirá ahorrar dinero en la lista de la compra y en la de medicamentos, puesto que probablemente podrás reducir su consumo o incluso puedas llegar a prescindir de ellos.

Otro de los múltiples beneficios del Método Reverde es el de contribuir a la conservación del medio ambiente, ya que se produce una menor cantidad de residuos al no utilizar alimentos precocinados, y minimizar la utilización de productos envasados o en conserva. También reducirás tu huella ecológica, utilizando muchos menos recursos naturales.

Al mismo tiempo, este tipo de alimentación te permitirá depurar el cuerpo y alcalinizar los fluidos corporales, ya que realizarás digestiones más simples y menos pesadas que no generarán apenas residuos. De esta forma, conseguirás mucha más energía disponible, ya que el organismo necesitará realizar un esfuerzo menor en la digestión y en la eliminación de residuos.

Otra consecuencia es la regularización del peso corporal, ya que cuando el organismo ha visto sobrepasada su capacidad de eliminación de toxinas, las almacena en los tejidos grasos, a la espera de una ocasión para poder evacuarlas definitivamente. Con esta alimentación, al disminuir drásticamente el ingreso de nuevos tóxicos, se activan los mecanismos de liberación de las toxinas encapsuladas, de forma que se reducen las reservas grasas del cuerpo.

Tal como se había citado anteriormente, la enfermedad es una, la toxemia corporal, aunque los síntomas sean muy diversos; es por ello, que la gran mayoría de estas enfermedades crónico-degenerativas desaparecerán al corregir los hábitos alimenticios erróneos que seguíamos en el pasado. Con la depuración corporal, conseguiremos además una mejor respuesta del sistema inmune.

Además, siguiendo este tipo de alimentación se evitarán muchas de las enfermedades actuales como la hipercolesterolemia o la hipertensión, previene y revierte las cardiopatías, reduce el riesgo de padecer cáncer, previene y trata la diabetes, disminuye en gran cantidad la necesidad de fármacos, mantiene los huesos fuertes, evita la impotencia y los accidentes cerebrovasculares, previene los cálculos biliares y renales, alivia el estreñimiento, evita la aparición del Alzheimer…

En conclusión podemos decir, que este tipo de alimentación te hará sentir más joven, con más energía y te hará vivir por más tiempo.